Se encuentra usted aquí

El presidente

Hoy, mis queridos y filosos lectores, les voy a contar una historia de esas que bien podrían entrar en la sección "Futbolistas: SanCasos de la Vida Real".

Había una vez un joven universitario, preparado, familiar de los dueños de un equipo de futbol de Zapopan, quien sin haber sido futbolista -como su primo- soñaba con hacerse directivo... aunque luego sus anhelos fueron evolucionando a convertirse en el primer técnico que lleve a México a ser campeón del mundo.

A los 21 años, no todos lo tomaban en serio, pero le admiraban su carácter, decisión y pues, digamos, que no conocía la pena.

En el Apertura 2007, los Tecos de Cesar Luis Menotti llegaron a la fecha 15 sin posibilidades de Liguilla y con dos goleadas encima.

Visitaban al Cruz Azul y los dueños, resignados ante la inminente derrota, mandaron al frente como directivo al sobrino, quien ocupaba el cargo de asistente del asistente del vocal; la Máquina andaba bien, eran las fechas finales, así que no había nada que perder.

Peeero ¡Tómala! que el chileno Hugo Droguett se despachó con dos goles y los zapopanos ganaron 2-1. Increíble. La sorpresa de la jornada. El chavo bajó eufórico al vestidor a felicitar a cada uno de los jugadores, al "Flaco" y a todo el cuerpo técnico.

En medio de ese éxtasis que produce la victoria, el jovenazo dio un discurso que para quienes lo presenciaron resultó inolvidable.

- "¡Así se debe jugar, muchachos! con esa determinación, carajo. Voy a hablar con mi tío, pero desde ahorita les digo ¡que habrá prima doble", les dijo.

Los futbolistas, sorprendidos por la noticia, le respondieron queriendo subirlo de puesto.

- "¡¡¡Presidenteee, presidenteee!!!"

Eso emocionó aún más al incipiente directivo.

- "¿Que digo, doble?, ¡¡¡prima triple y yo me encargo!!!".

- "¡¡¡Ehhhhhhhhhh!!!"...

Todo era felicidad hasta que la noticia llegó a oídos del verdadero presidente, Antonio Leaño, quien le puso una regañiza a su sobrino de aquellas, por la singular oferta sin consultarlo.

Así es el arrojo y personalidad de Marcelo Michel Leaño, quien ya fue directivo de Chivas, DT de Mérida y ahora recibe otra oportunidad para dirigir, a sus 29 años, a los Coras de Tepic en el Ascenso.

Algunos lo recuerdan porque en el Guadalajara presentó a "la afición" como refuerzo, algo que hoy no tiene empacho en admitir como una burrada, pero fue también el que consiguió que le vendieran en tan sólo 800 mil dólares a un entonces poco conocido Jürgen Damm, operación que no se logró por grillas internas.

Marcelo llega a Tepic en medio de críticas veladas y sombrerazos de los ex futbolistas que rondan la institución, especialmente porque sustituye a Ramoncito Morales, a quien hay que reconocerle su conocimiento de cancha y aspectos tácticos, pero que fue incapaz de gestionar las voluntades de los futbolistas y de inspirarlos, como sí lo hacía cuando jugaba.

Uno de los principales encargos de Moncho era revivir al "Chatón" Enríquez, pero de plano no le pudo; ya de clasificar mejor ni hablamos.

José Luis Higuera, accionista principal, encontró en Leaño a esa figura con ideas diferentes y poder de convencimiento que cuenta con la capacidad de aportar aspectos novedosos, sin necesariamente haber jugado profesionalmente.

¿Lo logrará Marcelito? Los resultados dirán. Eso sí, acuérdense de que ya un DT muy famoso dijo una vez que para ser un buen jockey no necesitó haber sido un buen caballo.

PD: ¿Finalmente en qué quedó lo del 2007? Antonio cumplió cabalmente la promesa de su sobrino y sí, hubo prima extra para el plantel ¡¡¡Ehhhhhhhhhhhh!!!

La Final

Además de enfrentar a dos viejos lobos de mar, la Final del Recalentado de la Liga MX tendrá su duelo esotérico.

Por el lado de Tigres, estará el hipnotista John Milton, quien ayudó a recuperar su "mojo" a Andre-Pierre Gignac.

Y por el América, aparece Caty Camacho, quien ya aclaró Ricardo Antonio La Volpe no es una bruja sino una mentalista que le da consejos de feng shui, vibras, corbatas y demás.

¿Quién ganará?