Se encuentra usted aquí

Fenómeno de los negocios

Como futbolista fue un crack y ahora quiere serlo en los negocios.

Nadie pone en tela de juicio la calidad del Ronaldo Nazario de Lima (18 de septiembre de 1976, en Bento Ribeiro, Brasil) en la cancha. Su potencia como centro delantero maravilló al mundo desde la década de los 90 y en su currículum tiene dos títulos de la Copa del Mundo y dos premios Balón de Oro como el mejor futbolista del planeta.

Tras su retiro, en 2011, aquejado por las lesiones y sobrepeso por problemas de tiroides, emprendió en los negocios, como representante, inversionista en la industria editorial, accionista de gimnasios y comerciante de bienes raíces.

Sin embargo, la inquietud por la empresas no comenzó cuando dejó el futbol, sino que supo hacerlos mientras correteaba la pelota, lo que en sus últimos años se volvió muy complicado por sus sobrepeso.

Como profesional del futbol Ronaldo hizo mucho dinero: sus contratos con el Barcelona, el Real Madrid, el Inter, el Milán, el PSV y el Corinthians, demás de patrocinios, le permitieron llenar sus cuentas bancarias rápidamente.

Fue justo en la transición de su salida del Barcelona al Inter cuando el "Fenómeno" firmó un contrato de por vida con Nike, para ser el segundo deportista en la historia con un patrocinio así. Antes sólo lo tuvo Michael Jordan.

¿Quién no recuerda la gama de zapatos y ropa con la imagen de Ronaldo? Los Mercurial Vapor R9 fueron de los más vendidos, así que la marca empleó la estrategia con otros deportistas.

En enero de 1997, Ronaldo y Nike firmaron por 15 millones de dólares cada 10 años, aunque en 2008 el vínculo vitalicio estuvo a punto de romperse, después de que Ronaldo tuvo un altercado en un motel en Brasil con tres travestis, lo que lo llevó a una comisaría de Río de Janeiro.

Pero antes del desastre, el "Fenómeno" salió a decir que había contratado a unas prostitutas y en el cuarto se enteró de que eran hombres, cuando ya los tenía en la cama. Además, aseguró que le habían exigido 3 mil dólares para no ventilar el asunto con la prensa.

Después de ese capítulo, Ronaldo trató de ser más cauto.

Fundó 9ine Sports and Entertainment, que ha representado a deportistas como Neymar, Rafael Nadal, Anderson Silva, Vitor Belfort y Junior dos Santos; los actores Alexandre Nero y Paolla Oliveira, y la cantante, Claudia Leitte.

También renta casas en Europa y Brasil, es accionista de la cadena de gimnasios A!BodyTech, en su país, y fue parte del comité organizador del Mundial de Brasil 2014.

En 2013 se avocó a salvar la franquicia de la revista Playboy Brasil, la cual estaba cerca de la quiebra y en riesgo de desaparecer. Ronaldo invirtió a través de 9ine.

Pero el ex delantero no solamente jalaba contratos para él, sino también para los equipos en los que jugaba. Por eso, la Selección de Brasil dejó a Umbro y se fue con Nike, por 300 millones de euros a 10 años. Lo mismo pasó con el Barcelona.

El convenio del Barsa y Nike continúa y va en unos 150 millones de euros, más bonos por partidos y títulos conseguidos.

Es entusiasta de poker y está involucrado en la gira mundial PokerStars, como jugador e imagen en anuncios publicitarios.

También es embajador de Buena Voluntad de la ONU.

Su afición por las fiestas y las mujeres sigue y seguirá. Actualmente está casado con María Beatriz Antony, su cuarta esposa, y tiene cuatro hijos.