Se encuentra usted aquí

LA NAVIDAD DEL 76

El Uni navideño

¿En qué parte de Mi Pobre Angelito van? ¿Ya se cansaron de ver a Kevin toooodo el 25 de diciembre? Bueno, imagínense que antes con lo que nos entreteníamos era viendo La Aventurita de Pipo. Es neta. Aunque pensándolo bien, estaban buenas ¿no?

Para la época, era todo un alarde de tecnología cómo le hacían para que pareciera que estaban en el Polo Norte y para hacer creer que estaba nevando por donde andaban en un trineo que, eso sí, se notaba de a madre que era de madera o cartón jajaja.

Eran otros tiempos, se me hace que todavía ni estrenaban El Chanfle, otro "clásico" que repiten mucho en estas fechas.

¿Se acuerdan qué andaban haciendo el 25 de diciembre de 1976? ¿Cuántos de ustedes fueron al Uni a ver un Tigres-América?

¿No se acordaban que hace justo 40 años también se jugó un Tigres-América en el Uni? ¿Cóoomo?

Sí, para los más chavillos o los que todavía no nacían, antes era más común que hubiera un juego en Navidad. No era como que sucediera cada año, pero hubo una época en la que la Liga no se detenía por estas fechas y, claro, no existían los torneos cortos.

Por eso, si hoy extraordinariamente el recalentado viene acompañado de la Gran Final entre Tigres-América, en el 76 muchos pasamos la Navidad viendo al equipo de la U jugando contra los Cremas un partido de la Jornada 16. ¡Qué tiempos!

Iban por la quinta

Si los Tigres actuales van por su quinta estrella, los de 1976 iban por su quinta jornada sin perder. Y eso era decir demasiado.

Hoy, los Tigres y el América pueden verse como iguales, es más los Ti-gue-res se ven más fuertes y tienen hasta más figuras que el mismísimo Ame, pero hace 40 años era tooodo lo contrario.

Es más, les voy a transcribir lo que se escribía en EL NORTE Deportivo por aquella época previo al juego.

"Los Tigres enrachados buscarán vencer al equipo de la televisión, con sus grandes estrellas y que con la publicidad los hace parecer como unos verdaderos monstruos del futbol. Ante los Cremas del América, los Tigres parecen un equipo de Segunda División".

De ese pelo. Les digo, eran otros tiempos. Aunque el América sigue siendo el equipo de la televisión, eso que ni qué.

Puede sonar exagerado, pero la diferencia entre los dos equipos sí era mucha. Los Tigres eran sotaneros de su grupo con 10 puntos y el América líder del suyo con el doble. Era otra cosa. Tampoco los Tigres tenían el respaldo económico de ahora.

Hoy, los Tigres traen a André-Pierre Gignac, Ismael Sosa, Javier Aquino y Jürgen Damm. Antes estaban a la buena de Dios, dependían de lo que hiciera un joven Tomás Boy, Barbadillo, el "Harapos" Morales y que Raymundo Correa "Lola" saliera de buenas.

El América era el equipo de las estrellas con Carlos Reinoso, Hugo Enrique Kiesse, Cristóbal Ortega, Enrique Borja, etcétera.

¡Boy fabuloso!

Con esa frase empezó la crónica del juego que se publicó el 27 de diciembre.

"A ver, a ver, ¿cómo que se publicó el 27 de diciembre?", se preguntarán ustedes. Si el partido se jugó el 25, la reseña tenía que publicarse el día 26. Esa sería la lógica.

Bueno, pues es que resulta que, por aquellos años, en EL NORTE no se trabajaba los días 25, por eso no salía el periódico el 26.

Hoy en día, estábamos acostumbrados a que el 24 de diciembre era descanso general aquí en la redacción, pero los Tigres alteraron nuestros planes y, como llegaron a la Final, sacamos esta edición especial y tuvimos que chambear. Y aquí me están leyendo.

Volviendo al tema, con ese "Boy fabuloso" inició la crónica del juego que terminó empatado 2-2 y en el que "El Flaco" hizo un gol.

Pero no sólo eso. Boy se lució con varias jugadas.

"Esa jugada que efectuó a los 21' del segundo merece un monumento, bajando la bola con elegancia, dejándola muerta a sus pies, hasta el punto de que el respetable exclamó por primera vez, como debe de ser, ante una jugada que no sea el gol, lo que quiere decir, que ya estamos aprendiendo a no solamente apreciar el gol".

Boy brilló además con un par de túneles que le hizo a Narciso Ramírez y a Antonio de la Torre, según la crónica del juego.

Para ver ese partido, los boletos iban de los 20 pesos para estudiantes. Los niños entraban gratis al Uni. El boleto más caro costaba 100 pesos en Palco. Hoy, el boleto más barato se vendió en 380 pesos y el más caro en mil 820 bolas.

Ni les digo cómo andan los de la Final en la reventa, porque me encontré con uno que quería vender dos boletos en 29 mil morlacos, ¡cada uno!

Fiesta del futbol

Como les decía, aquel juego terminó en empate 2-2 y, aunque los Tigres no salieron del sótano del Grupo Tres, el resultado dejó satisfechos a muchos en el estadio.

"Se metieron los Tigrillos al público en la bolsa, lo hicieron delirar, la fiesta del futbol llegó otra vez a la cancha de la CU".

Así terminó la crónica de aquel partido navideño entre los Tigres y el América. Quizá ese remate de la nota sirva para cerrar la del juego de hoy si los Tigres son campeones.

Por cierto, aquel 27 de diciembre, la crónica del juego no llegó a la portada de EL NORTE Deportivo. El tema era el agarrón entre Manolo Martínez y Eloy Cavazos. MM se llevó tres orejas y un rabo; Eloy se fue con seis orejas.

En las redes de Sanca

Lo mejor deTwitter

@Javier_Gignac
"¡Ya estamos preparados para el juego de vuelta!".

@EduardTllz
"¿Y las cuatro faltas de Torres Nilo sobre Renato? Yo no vi ninguna amarilla".

@sultancillo
"Alguien con lesión de cervicales no carga bultos ni camina sin problemas. Pura manipulación".

@68duran13
"A lo mejor si Gignac juega va a jugar con miedo".

@tonogl
"Soy rayado y espero que Gignac se recupere, cualquier lesión no se le desea a nadie".

@MendezMarkus
"Ya no es John Milton. Ahora necesitamos a Miyagi".

@sergio_mtza
"Hace seis meses, Rayados jugó la Final sin su mejor jugador, Pato Sánchez, ahora Tigres la jugará sin Gignac, el mejor del equipo".

@JavierGonzR
"Se le nota que la goleada y eliminada de Pumas no la ha podido superar Arturo Brizio".

@ChiquimarcoMx
"América debería estar jugando con 2 menos por el codazo de Pablo Aguilar y la patada de Valdez".